éxito en el negocio

¿Cómo nos damos cuenta de que un cliente está destinado al éxito?

Por: ActionCOACH Nick Ikonomou

Mucha gente suele pensar que el trabajo con un Coach de Negocios sólo tiene como objetivo obtener resultados financieros. Y aunque eso es cierto en la mayoría de los casos, yo tengo una forma de medir el éxito de un negocio de manera más contundente. Se trata de lo que yo llamo “presentir lo inevitable”. En el momento en que siento que un cliente lo experimenta, es el momento en el que me siento completamente emocionado por él. Esto se debe a que es el punto preciso en el que el cliente ha abierto completamente su mente para dar cabida a todo aquello a lo que siempre estuvo destinado.

Puede reflejarse en la forma de liberarse de su tiempo dentro del negocio y/o ganar el suficiente dinero para adquirir y experimentar aquellas cosas que siempre desearon, ya sea poseer un Porsche o viajar en un crucero durante un tiempo prolongado, mientras su negocio continúa trabajando sin él. E incluso pasando fines de semana plenos con su familia sin la tensión que su negocio implica.

Entonces, cómo es que la gente obtiene ese “presentimiento de lo inevitable”. Algunas de las cosas que le han ayudado a mis clientes a tener ese sentimiento son las siguientes:

  1. Su Coach les demuestra una pasión absoluta por el éxito de sus clientes, incluso más que por el cliente mismo. Cuando esto sucede, el cliente se siente cómodo y en buenas manos con la certeza de que todo lo que necesitan hacer está en marcha.
  2. Eso nos lleva al siguiente paso, a los clientes les gusta tanto la sesión de Coaching que evitan perderse una y le dan seguimiento.
  3. Los clientes alcanzan sus objetivos y llenan sus hojas de preconsulta ya que entienden claramente el poder que ello encierra.
  4. Los clientes siempre están dispuestos a implementar cosas que ellos mismos concibieron y disfrutan del apoyo de su Coach.
  5. Los clientes llaman a su Coach regularmente para compartir sus éxitos porque simplemente no pueden esperar a la próxima sesión de Coaching para hacerlo.
  6. El cliente siempre está contento y motivado. Mantenerse relajado con el apoyo de un Coach puede ser un gran estímulo para el cliente.
  7. El cliente desea pasar al siguiente nivel tan rápido como sea posible, porque sabe que todo es posible y que nada los detendrá para lograr sus metas.

Sin duda, los buenos resultados son importantes, sin embargo, la actitud y la aplicación constante de las habilidades adquiridas durante el programa de Coaching son las formas más efectivas de enfrentar el destino con éxito. Este éxito sólo puede ser definido por el cliente al ser relativo. Siento un fuerte golpe de satisfacción cuando reconozco eso en un cliente porque sé que se dirigen hacia un lugar especial, y esto puede suceder en cualquier etapa de su Coaching. Puede presentarse en el primer mes o quizá un para de años después, lo cierto es que en el 100% de los casos sucede en algún momento. A esto también le llamamos alcanzar la “cúspide”. Y aunque esto generalmente se refiere a las cifras financieras, para mí sucede en el plano emocional primero.

Generalmente, no hago grandes aspavientos con el entusiasmo de un cliente nuevo debido a que la gran diferencia viene cuando el cliente está realmente preparado para cambiar su vida. El contacto inicial siempre está bien, pero es sólo emoción.

¿Por qué no decides verdaderamente comprometerte con el éxito al que estás destinado y te dejas llevar hacia él?

 

Quiero ser ActionCOACH
septiembre 08, 2016
Conviértete en ActionCOACH
Contrata un ActionCOACH